jueves, 28 de febrero de 2013

MUCHO MÁS QUE ESO


Más que la más grande de las fortunas
o la vida más longeva.
Más que eso.
Significas más que todos los poemas
que pueda escribir,
más que todas las palabras que te definen.
Mucho más que eso.
Eres más que todos los días de mi vida sin ti,
más que el olvido que intento conquistar,
más que la esperanza de tenerte.
Tú eres mucho más que eso.

miércoles, 27 de febrero de 2013

A TI


Cuando un hueso tuyo se quiebra
se me quiebra la alegría,
la felicidad,
hijo mío.
Cada dolor tuyo nace en mí,
cada lágrima tuya me escuece,
cada quejido me ensordece.
Porque yo soy parte de ti,
y tú de mí.
Al gestarte
se gestó un unión entre los dos.

MOMENTOS

   
 Había llegado el momento de que sus pieles se conocieran, de que se fundieran en una simbiosis perfecta de armonía y placer. Sus pechos, siempre imaginados, se erigían sobre aquel cuerpo moldeado con las curvas perfectas a la espera de sentir el calor de la piel que iba en su encuentro. El tan solo roce de sus dedos provocaba que sus ganas fuesen en aumento. Sabían perfectamente qué presión ejercer y en qué lugar. A veces pequeños pellizcos, otras un suave masaje iban haciendo que sus cuerpos totalmente desnudos hablaran un idioma que hasta ahora desconocían. De sus labios afloraban susurros casi imperceptibles que tan solo ellos entendían. Haciendo del tiempo una sucesión de momentos regalados se entregaron a lo que el deseo ahora les dictaba. Momentos privados cargados de emociones que se almacenarían en el recuerdo de sus mentes y de sus pieles. Momentos únicos en los que se desnudaban por dentro y por fuera para regalarse todo lo que tenían guardado. Momentos secretos para intercambiar aquello que tan solo sus sueños conocían. ©

martes, 26 de febrero de 2013

¿POR QUÉ SONRÍES?

   
 Un día, hace bastante tiempo, alguien me preguntó:
  - Ana ¿por qué sonríes tanto?

 En aquel momento no supe qué contestarle. Hasta me pareció que daba la impresión de ser una persona tonta con la sonrisa plasmada en la cara; pero me puse a pensar en los motivos de mi sonrisa.

  "La vida no me ha tratado muy mal hasta el momento, aunque me ha dado algunos palos que, por otra parte, he sabido capear. No tengo todo lo que quiero pero quiero casi todo lo que tengo; y lo que no, me lo merezco o lo asumo. Muy pocas son las personas que no quiera mantener en un espacio de mi vida y, a la vez, creo que despierto pocos odios por el mundo adelante. Nunca me ha costado pedir perdón o dar las gracias cuando ha sido necesario. He viajado a lugares donde he aprendido que la felicidad no radica en lo que se tiene fuera de tu propio cuerpo, si no en lo que sientes y cómo lo sientes. He estado infinidad de veces en hospitales viendo sonreír a personas con muchos motivos para llorar. Me considero una persona individualmente feliz que aprovecha su entorno para demostrarlo. Sonrío por lo que soy y por lo que mi entorno ha hecho de mí y creo que el mejor gesto para demostrarlo es una sonrisa. Las sonrisas tienen un cierto componente contagioso en los demás. ¿Por qué quedarnos con ella si la podemos compartir?"
  
  Ahora estaría preparada para contestar aquella pregunta que me hicieron hace años y no supe contestar.

  Y tú ¿por qué sonríes?

LO QUE NO SE DICE


Los gritos de auxilio muy a menudo no se oyen. Se ven en las miradas. Se palpan en los hechos. Aunque silenciosos son ensordecedoras voces que gritan en nuestra conciencia, en nuestro interior. El sentido más importante del que hemos sido dotado es el de la percepción de lo que no se ha dicho ni se ha visto. Esa capacidad por la que sabemos cuando algo no va bien sin que nadie nos lo haya dicho. Esa capacidad de leer en una mirada, en un silencio, en un gesto los sentimientos de otra persona.  Esa percepción que a menudo no le prestamos la suficiente atención. Con tan solo una sonrisa, una palabra o un simple gesto podemos dar contestación a esas llamadas de auxilio y cambiar el estado de los que tenemos a nuestro alrededor.  La clave está en observar más para poder percibirlos. Abramos los oídos prestado más atención a quienes tenemos a nuestro lado. Aprendamos a escuchar los sentimientos

domingo, 24 de febrero de 2013

GRITOS VERSADOS


Y ahí estás tú,
al pie de mi vida,
sin entrar,
pero sin alejarte tampoco.
******
No me mires con esas palabras,
no me hables con esa mirada...
me desarmas.
******
Abriendo la ventana de los sueños
ventilo las tristezas,
los desengaños,
la melancolía.
Abriendo la ventana de los sueños
dejo que entre la esperanza,
que planee sobre mis pensamientos,
que me dé fuerza para seguir adelante.
*******
Tengo un nudo en el estómago,
una duda en el corazón
y muchos sueños en mi mente.
Paseas por mi interior a tu placer
mientras mi piel no te puede ver.
©

QUIZÁS ALGÚN DÍA...


Quizás no encuentre fuerzas
o valentía que perdió. 
Quizás regaló su dicha
por dársela a los demás.
Quizás está descubriendo
que tiene su propia vida,
no la de otros.
Quizás algún día
encuentre la excusa perfecta
para echar a volar.
Quizás desnude su rutina
y se vista de colores brillantes.
Solo quizás.
Solo quizás algún día
salga a pintar sonrisas,
a pintarse su sonrisa.
Quizás recupere su frescura
hidratando su piel con besos,
dejándose acariciar el alma.
Quizás algún día...
©

NO TARDES


No tardes en abrazarle,
en decirle que le amas,
en besarle.
No tardes.
Lo necesita
y tú también.
Ahora. 
Tal vez después sea tarde.
Quizás ya no escuche,
ya no sienta tu calor,
ya sus labios no quieran los tuyos.
No tardes en decirle que estás ahí,
quizás,
más tarde,
ya no podrás,
ya no estará.
©

FRÍO


Quiero que haga mucho frío
para cobijarme contigo bajo una manta
y contarte los secretos que guardo.
Quiero que haga frío
y poder ver tu aliento al hablarme,
para ver con mis ojos cómo dibujas mi nombre.
Quiero que haga frío
para que tomes mis manos entre las tuyas,
esas mismas que me acarician.
Para poder sentir más intensamente
el calor de tu cuerpo,
el calor de tu ternura,
el calor que hay en ti.
©

sábado, 23 de febrero de 2013

DEJAD


Dejad que los niños nos expliquen
lo fácil que es amar,
perdonar,
ser feliz.
Dejad que ellos,
con su alma aun limpia
nos digan cómo vivir,
cómo reír,
cómo sin miedo dormir.
Porque ellos
son sabios,
aun no han tocado la codicia,
ni el odio,
ni el rencor.
©

viernes, 22 de febrero de 2013

SOMOS SENTIMIENTO


 Desde los primero momentos de nuestras vidas somos un conjunto de sentimientos en estado físico. Estamos muy equivocados cuando afirmamos que tenemos sentimientos. No es cierto. Lo correcto sería decir que los sentimientos son los que se apoderan de nosotros.
  El ser humano tiene demasiado arraigado el sentido de la posesión. No tenemos frío, no tenemos hambre, no tenemos miedos; sentimos frío, sentimos hambre, sentimos miedo. Estas sensaciones se apoderan de nosotros y se convierten en sentimientos.
  Vivimos en una sociedad en la que cada vez es más extraño demostrar y hablar de sentimientos. Estamos demasiado ocupados en nuestros quehaceres y problemas del día a día para pararnos a prestar atención a lo que siente la persona que tenemos a nuestro lado.
  Es un hecho que nuestra memoria guarda momentos debido a los sentimientos que nos han producido.
  Recordamos perfectamente cuando nos dieron el primer beso; en cambio tenemos que hacer un esfuerzo para recordar cuánto nos costó el vestido que nos habíamos comprado para la cita del primer beso.
  El demostrar los sentimientos es algo necesario y hoy en día muy escaso. No perdemos nada al decirle a alguien que le queremos y en cambio la recompensa es muy grande para el que lo dice y para el que lo escucha.
  Somos afortunados al ser poseedores de un cuerpo con el que podemos demostrar lo que sentimos. Sintamos más, besemos más, abracémonos más. Sigamos llenando nuestra memoria de momentos que realmente merecen la pena recordar, momento únicos que no se repetirán.
  Somos puro sentimiento. Tan solo tenemos que darnos cuenta de ello.
©

SIN ATREVERME


Aquí estoy, 
como siempre,
a tu lado.
Ya no hablo,
mi silencio espera respuesta
y no la tengo.
Aquí estoy,
sonriendo,
disfrazando sensaciones.
Aquí estoy,
sin atreverme a tocarte, 
sin atreverme a escucharme.
©

miércoles, 20 de febrero de 2013

EL SILENCIO DE LAS PALABRAS


El silencio de las palabras, 
ese ensordecedor grito
que pide ser escuchado.
Es un grito sin pronunciar,
sin verbos,
sin voz.
Es el grito interior
que clama atención.
El silencio de las palabras
es el llanto más doloroso,
la tristeza más evidente,
la llamada más necesitada.
Es una lágrima
en unos labios sonrientes,
un cantar sin música interior,
una mirada en la oscuridad.
El silencio de las palabras
es la manera de esconder
lo que no podemos ocultar.
©

¿QUIÉN?


¿Quién me leerá?
¿Quién será el que se empape de mis palabras
entendiendo lo que siento?
¿Quién leerá mis versos una y otra vez,
hasta la saciedad,
hasta aprender de memoria cada palabra,
cada sentimiento oculto?
¿Quién entenderá que cada vez que escribo
beso,
acaricio,
sueño?
¿Quién se aprenderá todo lo que siento?
¿Quién podrá leer lo que llevo en la mirada
y lo lloro con la tinta en un papel?
¿Quién?

martes, 19 de febrero de 2013

DESNUDAR EL ALMA


Allí,
uno frente a otro,
sin hablar,
casi sin atreverse a respirar.
Allí,
empapándose de sus miradas,
que no veían cuerpos,
veían deseos contenidos,
caricias anheladas,
besos infinitos.
No veían piel,
veían un regalo divino,
una manta de pasión,
abrigo de ternura.
No veían sus ojos,
podían ver sus almas,
sus sueños,
su espera sin prisas.
Ya no había prisa.
Primero desnudarían sus almas
con la mirada,
después,
sus cuerpos,
con las manos, 
para luego,
vestirlos con lo que habían visto en sus almas.
©

ESO ME PASA


Bañarme en tu mirada
y empaparme de tu luz,
de tu ternura,
de mis deseos.
Eso me pasa.
Pensar en ti
y pararse el tiempo,
hacerte infinito,
alcanzarte con los sueños.
Eso me pasa.
Cerrar los ojos
y solo verte a ti,
verme contigo,
vernos juntos.
Eso me pasa.
©

lunes, 18 de febrero de 2013

FUISTE TÚ


Tú fuiste el maestro,
el que me enseñó a verme en mi luz.
Encendiste el brillo de mi mirada,
de mi esperanza,
de mi noche.
Fuiste el calor que cubrió mi invierno,
el agua en mi boca seca,
la brisa a pleno sol.
Fuiste tú esa luz
que cegó mi pena,
esa palabra,
contraseña de  felicidad,
esa llave de mi celda.
Fuiste esa llamada
que tanto esperaba,
esa nota que faltaba
en mi melodía,
ese punto y aparte que necesitaba.
Fuiste tú quien me hizo ver
que a cada noche
le sigue la mañana.
Fuiste tú...
©

domingo, 17 de febrero de 2013

ALGO QUE DECIR


Se me perdió la mirada,
tú sabes dónde está,
siempre te apunta.
******
Y no sé cómo
ni cuándo...
nos convertimos en amigos.
******
Hoy soñé que no soñaba,
soñé que te tocaba.
******
Se me cierran los ojos,
quieren verte desde dentro.
******
Cuando vengas a mí
acuérdate de traerme caricias al alma.
******
Tan solo te puedo contar
cómo mis ojos te ven.
Cómo los tuyos me ven a mí...
eso es soñar
******
Cuando las mentiras enamoran
los sueños son utopías.
******
Voy a matar la tristeza 
a golpe de sueños.
******
Te quiero pero no me gustas
me gustas pero no te quiero,
aun no lo sé.
©

DESDE DENTRO


Se me cierran lo ojos,
creo que quieren verte desde dentro,
desde esa paz que transmites,
desde esa amabilidad tan tuya.
Porque cada noche
un trocito de mis sueños
te pertenece. 
Porque cada noche
te toco, 
te hablo,
te acaricio,
te respiro.
Cada noche
mi mente vela tu recuerdo
pintado de sueños.
Cada noche
recuerdo momentos no vividos
pero deseados,
vivo besos inventados,
caricias sin historia,
palabras nunca dichas.
Cada noche
mis ojos se cierran
para verte desde dentro...
desde mis deseos.
©

PIDO


No pido mucho.
Tan solo una sonrisa,
una mirada, 
poder ver tus ojos
al pronunciar mi nombre.
Pido un café a media tarde
entre confidencias,
entre nosotros.
Pido un roce en mi mano
al pasar por mi lado.
No pido una cena con velas
ni promesas que no sientas.
Pido un beso sin pedirlo, 
un abrazo por sorpresa. 
Pido sentirme que existo,
que adivines lo que pido
sin habértelo nunca dicho.
©

sábado, 16 de febrero de 2013

SIEMPRE ME QUEDARÁ


Siempre me quedarán
todos los sueños que me inspiras.
Siempre serán míos,
de nadie más, 
a cualquier hora,
en cualquier lugar.
Siempre me quedará
poder inventarnos de nuevo,
poder descubrirte,
poder disfrutarte.
Me quedarán tus recuerdos
que son tesoros en mi memoria,
son sonrisas pensando sola,
son rubores a media tarde,
son escalofríos en la piel.
Siempre me quedarás
tatuado en el alma,
paseando por mi mente,
asomando entre versos.
©

TE VI


Te vi decirme adiós
y aun no habías llegado.
Te vi marchar
sin poder alcanzarte,
estirando mis brazos
tan solo rocé el aire.
Lo peor fue la huella
que quedó en mi piel
de las caricias de tus dedos
que nunca disfruté.
El sabor de tu boca
sobre mis labios
será ese sueño
que siempre tendré.
©

viernes, 15 de febrero de 2013

NO PIDAS PERDÓN

Nunca pidas perdón
a un pasado olvidado.
No recuperes los deshechos
que mi memoria ha borrado.
Prefiero recordarte con sonrisas,
revivir esos momentos
que se grabaron en mi ser.
Prefiero vivir sin rencores,
sin lágrimas caducadas,
sin tristezas ya rancias
de lo que no se puede cambiar.
No pidas perdón
al pasado olvidado,
a cicatrices curadas, 
a memorias renovadas.
©


LOS PENSAMIENTOS PRONUNCIADOS


 Me sorprendo al escuchar la voz de mis pensamientos cuando me habla, cuando se dirige directamente a mí. Me cuenta todo lo que sé de antemano pero no quiero pronunciar en alto, porque hacerlo sería lo mismo que admitirlo y ya no podría retractarme. Las palabras pronunciadas en alto dejan de ser pensamientos, dejan de pertenecernos. Se convierten en verdades absolutas o mentiras recurrentes. De una u otra forma, una vez pronunciadas, ya no hay camino de vuelta.
   Siento que mis pensamientos permanecerán a salvo siempre y cuando no los pronuncie. Así me puedo dar la libertad de convertirlos en sueños cuando me venga en gana o desterrarlos a la tierra de los olvidados.

HÉROES BAJITOS


 Por circunstancias de la vida me ha tocado matar muchas horas en hospitales, en pediatría. Quiero hacer un pequeño homenaje a todos esos héroes bajitos que han tomado esas salas blancas como su segunda casa. Esas miradas que tienen una luz especial, entre inocencia y sabiduría, esperanza y dolor. Esas personitas ha hacen que sus mayores sigan luchando contra viento y marea. Porque ellos son unos verdaderos héroes, héroes de la vida, de la de sus mayores y la de los que están a su alrededor. Ni el más sabio de los maestros te puede llegar a enseñar tanto como estos niños sobre el sentido de la vida. Te enseñan a darte cuenta de lo estúpidos que somos la mayoría de las veces que nos quejamos por nuestras cosas. Te enseñan a que el más mínimo detalle es un regalo. Te enseñan a que hay que aprovechar la vida cada momento, porque esos momentos son efímeros. Te enseñan tanto que podría estar llenando páginas y páginas y me quedaría corta.
  Hoy, día del cáncer infantil, no nos cuesta nada enseñarles a ellos que son importantes, que son unos verdaderos héroes de la vida.
©

jueves, 14 de febrero de 2013

HASTA TU PLACER


Quisiera averiguar
cuántas caricias caben en tu cuerpo
y contarlas poco a poco
hasta el infinito.
Gastarme los dedos
al contacto con tu piel
marcando la ruta
hasta tu placer.
©

NECIA


Necia de mí,
regalar tiempo a los sueños
teniendo mil recuerdos.
Necia de mí,
por disfrutar de lo volátil
teniendo lo palpable.
Necia,
por dejarme llevar a un cuento
que nunca se narró,
por haber querido sacar
los sueños de la almohada,
por haber disfrutado de algo
sin el placer de haberlo tocado.
Necia de mí
por haber sido feliz
con un espejismo.
©

AQUÍ


Aquí, 
 sentada,
con la esperanza de pie,
bien firme,
siempre alerta.
Aquí,
sentada,
acostando los miedos,
para que se duerman,
para que no vuelvan.
Aquí,
sentada,
descansando de los sueños,
recordando los momentos.
Los momentos palpados con los dedos,
disfrutados por los ojos,
Aquí,
sentada,
no quiero soñar más,
tan solo recordar.
©

PENSAMIENTOS


  Los pensamientos se entrecruzan en mi mente haciendo saltar chispas. Así es como me los imagino. Así es como los siento dentro. Cada idea, cada recuerdo, cada deseo se funden provocando en mí ansiedad o alegría, tristeza o ilusión. 
   A veces desearía tener el poder de no pensar, de no sentir, de no soñar. Fundirme en un profundo letargo que dejara que el tiempo pasara para así, borrar cualquier recuerdo, miedo o pensamiento que entorpecen la felicidad. Pero no es posible. Vaciar la mente que se ha ido llenando de momentos es completamente imposible.
   El temor, la valentía, el cariño, el rencor... son pensamientos y momentos que se han ido transformando en sentimientos. Siento porque pienso, porque recuerdo, porque he tenido vivencias.
   Tomemos pues nuestra vida como un conglomerado de pensamientos almacenados que interactúan en nuestro interior para hacernos individuales y únicos.
©

miércoles, 13 de febrero de 2013

TU TERNURA


Tu ternura se ha quedado
paseando por mi memoria.
Aflora con sonrisas
que no puedo contener.
Tu ternura habita
en cada rincón de mi cuerpo,
despertando los recuerdos,
adormeciendo las tristezas.
Tu ternura es la maestra
de esta humilde soñadora
que siempre aprende
un idioma nuevo con tus dedos.
Tu ternura es la única
que me enciende
y me apacigua,
que me eleva
y me transporta,
que me despierta y consigue
que continúe soñando.

martes, 12 de febrero de 2013

POETAS DEL OÍDO

A los poetas del oído,
a todos ellos.
A ellos,
que con sus guitarras
y sus voces
alimentan el alma.
A ellos,
dibujantes de sonrisas 
en tres minutos.
A ellos,
que resumen sueños,
que transmiten deseos,
que se atreven con la vida.
A ellos,
que visten la tristeza
con hermoso atuendo.
A ellos,
que definen el amor
sin pintar corazones.
A ellos,
les dedico este poema
que canta en mi interior.
©

SU SECRETO


 ¿Cómo es posible querer de la manera que ella le quiere? ¿Cómo es posible desoír cualquier razonamiento lógico haciendo caso tan solo a sus instintos? Es posible porque su corazón raramente le ha engañado. Es posible porque se arma de valor para hacer caso únicamente a sus sentimientos. Ella es lo que siente, no lo que piensa; aunque cuando se encuentra a solas sus sentimientos y sus pensamientos se besan en una perfecta sincronía. Tan solo necesita eso, esos momentos, nada más. No pide demostraciones ni pruebas. Ha aprendido a disfrutar plenamente de lo que siente. Es más, casi lo prefiere, casi prefiere la sutil duda de caminar sobre una cuerda floja haciendo equilibrios entre lo evidente y lo soñado. De esta manera siempre podrá seguir soñando cuando quiera. Siempre podrá elegir el momento y el lugar en el que la felicidad inunde su vida. Siempre podrá sonreír y ser la única que conozca el motivo. Siempre podrá ser poseedora del secreto que llena su vida, que le alumbra las horas oscuras, que enjuga sus lágrimas antes de que se deslicen por su rostro. Siempre tendrá algo que es únicamente suyo.
©

VUELVO A SER MUJER


Vuelvo a ser mujer,
mujer completa.
No madre,
ni hermana o hija, 
no amiga
ni compañera.
Vuelvo a ser mujer,
en el sentido más grande,
cada vez que me hablas,
o me miras.
Cada vez que te pienso
vuelvo a ser mujer.
Vuelvo a ser libre.
Contigo...
vuelvo a ser...
yo.
©

lunes, 11 de febrero de 2013

SOY LO QUE SIENTO


¿Quién no ha tenido ganas de llorar sin conocer el motivo? ¿Quién no se ha sentido alguna vez que era ahogado por una extraña tristeza? Una tristeza que lo único que quiere es desembocar en los ojos a modo de lágrimas.
 Las lágrimas, como la risa, es el detonante de sensaciones, la explosión de lo que uno siente por dentro. No solamente somos cuerpo. Sería más acertado decir que somos una piel que envuelve sensaciones, sentimientos, querencias, odios... El cuerpo es un mero instrumento que tenemos para hacer visible lo invisible, para transformar en físico lo inmaterial. Hasta puedo decir que yo soy lo que siento y no lo que ves.
 Gracias a nuestro cuerpo tenemos a salvo nuestros sentimientos y también, por culpa de él, a menudo los ocultamos.
 Desearía, tan solo por un instante, poder despojarme de mi cuerpo para que realmente me conocieras, para que vieras cómo soy en realidad, para mostrarte lo que llevo por dentro, lo que es mi vida, lo que soy yo.
©