miércoles, 30 de enero de 2013

TODO


Y todo se hizo bello
cuando llegaste,
aunque ya no importaba,
pues estabas ahí, 
conmigo, 
nada más,
tú y yo
y la nada...
porque nosotros
lo éramos todo.
©

martes, 29 de enero de 2013

EL BESO


Tantas cosas que decir...
pero si este silencio es tan hermoso,
¿para qué romperlo?
¿para qué separar nuestros labios
de este dulce beso?
Sigamos callados,
así,
permanezcamos en silencio,
en este silencio físico
que hace eco en el deseo.
©

domingo, 27 de enero de 2013

UNA NOCHE CON TU LUZ


Quiero un día de lluvia y sol,
una noche con tu luz,
un adiós que no exista.
Quiero una almohada con tu voz,
una ducha compartida,
una sonrisa en cada esquina.
Quiero un sueño que no termine,
un fantasma que me acune,
unas manos que hablen en mi piel.
Quiero el brillo de tus ojos,
un susurro en el oído,
una caricia sin pedirla.
Quiero leerte una carta
escrita con caricias
y besos en mayúsculas.
Quiero que sientas lo que siento,
que caminen sobre mi cuerpo
todos tus deseos más intensos.
Quiero que lo demás se haga nada,
que solo tu y yo existamos
en una noche con tu luz.
©

UNA NOCHE

 Tal y como lo había planeado, salió a primera hora de la mañana, como tantas veces, con su maletín de trabajo y su maleta de viaje.
En casa todo quedaba igual que cuando partía a una convención de la empresa.
Arrancó el coche y le dio la impresión que, con el motor, también se ponía en marcha su corazón y su vida.
El ruido del portón del garaje le devolvió a la realidad. Pisó el acelerador y emprendió el largo viaje que tenía por delante. Un viaje, quizás, sólo de ida.
Cada kilómetro avanzado era una lucha interna que le atormentaba. Una ilusión y, al mismo tiempo, un sentimiento de remordimiento que dolía por dentro. Pero ya era tarde para retroceder, no podía volver atrás. Si lo hiciera sería una carga en su interior todavía más pesada que la de sentirse incompleta.
Consiguió despejar todo lo que le pasaba por la mente poniendo música, esa música que tanto significaba para ella.
Ya casi había anochecido cuando detuvo el coche enfrente de un edificio que apenas recordaba. Después de tantos años todo había cambiado, aunque ella se sentía igual por dentro.
No bajó del coche, simplemente se quedó allí sentada, mirando fijamente hacia el portal. De vez en cuando entraba o salía alguien.
No sabía cuánto tiempo llevaba así cuando lo vio. Solo. Había cambiado. Quizás ella también. En eso no había pensado.Le siguió con la mirada hasta que desapareció de su vista tras la puerta. Poco después vio encenderse la luz del segundo piso.
Estaba inmóvil. Tenía el cuerpo pegado al asiento del coche y sus manos aferraban con fuerza el volante. Y lloró, lloró como nunca lo había hecho. Era un llanto contenido que ahora lavaba años y recuerdos, deseos y silencios, dudas y miedos. Un llanto que le dejó liberada.
Y ya, limpia de todo, salió del coche con paso decidido.
Sus dedos temblaron al sentir el contacto con el timbre. Oyó unos pasos que se acercaban. Sus pasos. La puerta se abrió.
Allí estaba, delante suya, mirándola. Su expresión le dijo que siempre la había estado esperando. Su mirada le acogió con un calor que nunca había sentido hasta aquel momento. Allí estaba el brillo de su propia mirada. En la mirada de él. Lo había recuperado. No necesitaba nada más. Ahora sólo existían ellos. Nadie más. Esa noche les pertenecía. El resto del mundo dormía. ©

sábado, 26 de enero de 2013

ME ENCIERRO EN MÍ


Hoy me encierro en mí,
me refugio en en mí.
No dejo paso a nada,
sólo a la música
y a tu recuerdo.
Hoy me encierro en mí
para poder pensar,
para poder soñar.
Hoy abrazo esa soledad
que alimenta mi paz. 
Y sola,
otra vez,
me rehago.
me reinvento,
renazco de mí.
©

viernes, 25 de enero de 2013

TENDRÉ


Tendré que convencerme
que la lluvia es solo agua
y no tristeza,
que el tiempo son minutos
y no espera.
Tendré que dejarme mojar
por esas gotas de nubes
para comprobar
que no son lágrimas.
Tendré que dejar 
de mirar el reloj
y vivir las horas que pasan.
Tendré que convencerme
que no te abrazo con mi almohada,
que las noches son horas oscuras
para descansar el alma.
©

NOS HAGO DE NUEVO


Escribo a tu vida
y a la mía
porque son la tinta de mi pluma,
el blanco del papel,
la forma de las letras.
Escribo a mis momentos
y a los tuyos
porque de eso van mis palabras,
son la semilla de mis versos,
las ideas que perfilo.
Te escribo a ti
y a mí
porque me inspiras,
porque contigo me inspiro,
porque nos hago de nuevo.
©

SE ME CIERRAN LOS OJOS


Se me cierran los ojos
mientras pienso en lo que pudo ser
y no fue,
en lo que callé 
y pude haber dicho,
en lo que soñé
sin atreverme a vivir.
Se me cierran los ojos
para no ver
todo lo que nubla a mis deseos,
para sentir limpio el camino,
para imaginar que vuelo
hasta mis sueños.
Se me cierran los ojos,
no por cansancio,
se me cierran
porque necesito
esos momentos en otra realidad.
©

jueves, 24 de enero de 2013

AHORA


Me tragué tanto las palabras
que los silencios me asfixiaron.
Me alimenté de sueños,
pasé hambre de realidades.
Agarré tan fuerte mis deseos
que se me rompieron entre las manos.
Ahora no callo,
realizo mis sueños,
dejo libres mis deseos.

martes, 22 de enero de 2013

ENCUENTRO


Tan solo quiero descargar
en forma de tinta y verso
todas las ganas agolpadas
que galopan en mis deseos.
Quiero liberar este silencio
inventando mil excusas
para sentir nuevamente
tus manos por mi cintura.
Puedo imaginar el contacto
de tu piel sobre la mía
descubriendo sensaciones
que pensé ya no tenía.
Pasea por mi cuerpo encendiendo
la llama que se había apagado,
yo sucumbiré al  encuentro
que el destino nos ha regalado.

lunes, 21 de enero de 2013

ESCRIBO PARA TI


Escribo para ti
para que sepas
cómo suenan mis sentimientos,
mi voz al pensarte,
al recordarte.
Escribo para ti
para convertir folios blancos en deseos,
para llenarlos de tu esencia,
para leerte cuando quiera.
Escribo para ti
porque así hablo contigo
sin alzar la voz
levantando el corazón.
Te escribo
para que no me afixien las palabras
que nunca te dije,
las que se mueren en mi boca.
Te escribo
aunque no me leas,
sólo para leerte.

domingo, 20 de enero de 2013

VETE


Vete,
para que pueda encontrarme,
para volver a ser yo.
Vete,
para que me eches de menos,
para que añores las noches,
para que recuerdes mi nombre.
Vete
tan solo un momento
de este contínuo recuerdo
que siempre vive en mi mente.
Vete
para saber si te olvido,
para que me añores un poco.
Para quitarme tu olor
vete a buscar mi recuerdo,
a encontrar la costumbre
de que ya no me tienes.
Vete,
pero no vayas lejos
donde no pueda alcanzarte
con el poder de mis sueños.
©

RETRATOS DE AYER

  Algunas veces coloreaba su vida gris con el tinte de la novedad, de salir de su encierro de rutina y de colores apagados. A su edad aun se veía ante el espejo como una mujer que aun tenía mucho que ofrecer aunque rara vez tenía la oportunidad de demostrarlo. Su vida estaba inundada de una profunda dejadez hacia su persona, quizás debido a su día a día. No solía ser muy frecuente el encontrar un motivo por el que arreglarse.
  El contrapunto venía cuando se le presentaba alguna ocasión excepional como una fiesta, en muy contadas ocasiones, o una cena. Era entonces cuando parecía incluso que hasta cambiaba de piel. Entre todas sus cosas de maquillaje guardaba la sonrisa y el brillo de su mirada.
  Delante del espejo se iba transformando interiormente a medida que su físico cambiaba. Se alegraba de reencontrarse de nuevo con aquella persona que tanto añoraba y a la vez envidiaba. 
©

sábado, 19 de enero de 2013

DELANTE DEL ESPEJO


Y allí,
delante del espejo,
con su imagen como único testigo,
sacaba del cajón
la sonrisa que tenía guardada
y el brillo de la mirada.
Y allí,
a solas consigo misma
se transformaba
en quien quería ser,
en cómo quería ser.
Allí,
delante del espejo,
se vestía de felicidad.
©

martes, 15 de enero de 2013

ME ENTRETUVE EN TI



Me entretuve entre las letras de tu nombre
y se me hizo tarde para olvidarte.
Se me hizo tarde paseando
por los reglones de mis versos
intentando encontrarte.
Me detuve en un punto y coma
que me marcó un beso tuyo
y te abracé con los paréntesis
que encerraban mis deseos.
Me entretuve escribiendo palabras
que manaban del silencio
con la tinta de mis ganas
y esa piel que tanto anhelo.
Me entretuve en ti,
me entretuve en tu recuerdo,
y se hizo tarde para borrarte...
para olvidarte.
©

SOSTENGO


Sostengo casi de puntillas
todo el peso de mis deseos
para que no despierten
los silencios que escondes.
Sostengo tu mirada con mis ojos,
esa mirada que me habla
o que creo que lo hace,
esa mirada que provoca
mil sensaciones en mí.
Sostengo tu ausencia
con mis ganas de tenerte,
con una espera que asfixia,
con una esperanza que alimenta.
Y sostengo mi vida
con tu propia existencia,
con los sueños que me inspiras,
con las ganas de vivirlos.

lunes, 14 de enero de 2013

SUEÑO DE POETA


Más me gustan 
los poemas que me haces
en el cuerpo 
con tus manos
y con tus besos 
en mis labios.
Me estremece
la rima
de tu cuerpo con el mío,
de tu voz
en mis oídos.
Cada beso es un verso,
cada caricia una estrofa
y tú...
el sueño de un poeta.
©

UNA CARTA DE SILENCIOS


Y mientras te escribo una carta
sobre mis sueños deseados
garabateo en el margen del papel
con la tinta de mis dudas
aquello que quiero saber,
aquello que te has callado
con silencios que recuerdan el ayer.
En la posdata te devuelvo ese silencio
para que leas lo que callo,
para que añores lo que omito.
Y mientras te escribo una carta
intento ocultar lo que llevo guardado,
no quiero desnudar mis pensamientos,
no quiero arriesgar este misterio.
©

viernes, 11 de enero de 2013

HE GUARDADO


He guardado todas las miradas
que me hablaron aquella noche,
todas las caricias
que investigaron mi cuerpo,
todos los sueños
que un día quise cumplir.
Tengo guardados sentimientos
para que no se pierdan,
para sacarlos y sonreír
cuando mi vida color pierda.
Todo lo he guardado,
lo he guardado en poemas infinitos.
©

¿PARA QUÉ HABLAR?


¿Para qué hablar?
Todo está dicho...
con la piel
cuando se estremece,
con los ojos
cuando te miran,
con la boca
cuando te desea.
Las palabras
estropearían el silencio perfecto
que mantienen nuestros cuerpos.
©

ME ENCONTRARÉ CONTIGO


Me encontré contigo un día,
te encontré, yo desprevenida.
Te encontré sin buscarte,
te sentí sin tocarte.
Me hice un ovillo en el deseo,
el deseo que en mí despertaste.
No te esperaré,
sabiéndote que vuelas libre,
sólo dejaré la ventana abierta
si vuelves un día a verme
Estaré alerta por si vuelves
a quitar la rutina de mi vida.
Me encontraré contigo algún día
en algún sueño
vida mía.
©

miércoles, 9 de enero de 2013

ESCRIBIMOS


Todos escribimos,
aunque no sea sobre papel,
escribimos nuestras vidas
y las de otros.
Escribimos un te quiero
en forma de beso. 
Escribimos deseos
con la mirada.
Escribimos constantemente,
sin darnos cuenta.
Cuando soñamos
escribimos un relato anhelado.
Escribimos sentimientos...
con nuestro cuerpo.
©

martes, 8 de enero de 2013

MANOS


Manos.
Manos que acarician,
manos que lastiman.
Manos que crean
y que destruyen.
Manos que apaciguan,
manos que matan.
Manos viejas 
y jóvenes,
blancas 
y negras.
Manos que son armas,
manos que son escudos.
Manos que hieren,
manos que quieren.
©

AMOR INVENTADO


¿Fuiste realidad?
¿O un sueño inventado?
Vivías en el vacío de mi mente
explorando todos mis recuerdos.
No sé ya ni el tiempo
que me acomodé a tu memoria
aunque parece que fue ayer
cuando descubrí
que los demás eran historia.
Deshice un cuento no escrito
para acomodarlo a tu persona
inventando caricias y susurros
y esos besos que imaginaba en tus labios.
Eras un personaje en mis sueños,
un caminante de deseos,
eras lo que más deseaba,
eras mi amor inventado.
©

lunes, 7 de enero de 2013

EL CAMINO


No te fui a buscar.
Ni siquiera sabía que existías.
Tan solo te encontré
en el camino por mi vida.
En un tramo del camino
en el que estaba apeada,
intentando coger fuerzas
para seguir avanzando.
Paseamos un trecho de la mano,
recorrimos bellos parajes
y un hasta luego en un cruce
hizo que nuestro andar se separase.
De vez en cuando coincidimos
descansando en el camino,
tú me cuentas cómo te va tu viaje
y yo te escucho deseando
acompañar tus pasos hacia adelante.
©

sábado, 5 de enero de 2013

ECO


Haces eco en mis pensamientos.
Te repites sin cesar,
chocando en las paredes
de mis recuerdos.
Tatúas tu nombre a cada paso mío
con agujas de esperanza,
de deseos de tenerte.
Y mis ideas de ti
son música en mi alma,
un amanecer tras una noche larga,
calor de hoguera en una nevada.
Haces eco en mis recuerdos.
Te has quedado en mi piel.
en mis labios
y en mis ganas.
©

EN MI RINCÓN


Sola,
en un rincón,
y tú,
ahí fuera,
sin saber de mí,
sin saber que existo,
que respiro tu aliento
a cada palabra que piensas,
a cada susurro que exhalas.
Yo,
aquí,
sola,
sin saber qué deseas,
sin saber a quien deseas,
en mi rincón,
sin ser vista,
siendo olvidada...
hasta por mí.
©

ESPORÁDICAMENTE


Quiero desperezarme de ti,
despertar y saberte solo sueño,
no real,
para así,
modelarte mientras duermo,
hacer de ti mi deseo.
******
Y se me escapó una mirada
a tus ojos, 
y le siguió el deseo,
y aunque intenté disimular,
mis ojos,
sólo decían la verdad.
******
Miradas de soslayo,
ganas contenidas,
silencios que dicen todo,
palabras que tapan deseos...
historias del día a día.
******
Pasemos una noche abrazados
al deseo de nuestros sueños,
al silencio que inunda nuestros cuerpos,
a las ganas de callarnos a besos.
©

viernes, 4 de enero de 2013

IMSOMNIO DE TI

No me dejas dormir,
tan solo soñar.
Llenas mis horas oscuras
de deseos y esperanza,
les das luz para que no duerma,
para que te sueñe.
Fuerzas a mi mente
a mantenerse  alerta,
por si apareces,
por si quieres verme.
Y yo,
mientras tanto,
velo tu ausencia
alargando los sueños.
©


miércoles, 2 de enero de 2013

TAN SOLO QUISIERA

Tan solo quisiera
que recordaras un beso de mis labios,
y yo,
poder recordar un te quiero
de los tuyos.
Tan solo quisiera
no morir en tu olvido,
que yo ya te he hecho eterno
en mil versos y un recuerdo.
Tan solo quisiera
ser yo quien te reviva en un sueño,
quien te siga inventando,
quien interprete tus deseos,
quien te beba en sorbo de pasión.
©

martes, 1 de enero de 2013

BARRERAS

Me quedé en tu pasado. O tú en el mío. Todavía no lo sé. Aun ahora no sé ni porque te recuerdo, ni por qué repito todas esas palabras que se me han quedado tatuadas en mi memoria. Mi piel va perdiendo la tersura, algunas canas ya asoman en mi cabeza y mi agilidad no es la misma de entonces. Pero mi cabeza se resiste al paso del tiempo. Tan solo encuentra barreras para seguir avanzando. Barreras en forma de imágenes o recuerdos. Barreras que son sonidos, como el de tu voz . Barreras que un día pasearon por mi cuerpo en forma de caricias y han formado esos surcos en mi memoria en los que caigo una y otra vez.
Todavía no sé por qué sigues habitando mi memoria, por qué te has quedado en mi pasado... o yo en el tuyo... no sé.
©

AMOR

Amor,
es eso que siento,
eso que me sale en forma de poema,
eso que despierta sensaciones,
eso que me hace sonreír.
Amor,
es lo más sencillo
porque fácil es quererte,
y lo más complicado
pues me faltan palabras que dedicarte.
Amor,
es lo que no se ve pero se respira,
lo que no se palpa pero se siente,
lo que no se escucha pero es melodía.
Amor,
es lo que convierte el tiempo en felicidad,
el espacio en ambiente,
las miradas en deseos.
Amor,
es cuando con un beso dices te quiero
y el que lo recibe te entiende.
©